Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

Encuestas

Cree usted que la tortura se sigue aplicando sistemáticamente en Ecuador

Sí - 86.8%
No - 13.2%

Votos totales: 53
La votacion ya ha finalizado en: %31 %b %2016 - %00:%Dic

¿Quién está en línea?

Hay 82 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos
familiares de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos frente al Palacio de Justicia en la ciudad de GuayaquilLos organismos de derechos humanos, se desarrollaron en América Latina desde fines de los años sesenta, y de manera más frecuente e institucionalizada en los años setenta y ochenta. En condiciones sumamente adversas diversos grupos buscaron organizarse frente al horror, denunciar en sus países y al mundo lo que ocurría y abogar por un cambio en las políticas de Estado. Poco a poco fueron desarrollándose, institucionalizándose, consiguiendo niveles de legitimidad interna y externa, consiguiendo resultados concretos, hasta convertirse paulatinamente, y aún con todas sus limitaciones, en un dato permanente de la realidad latinoamericana contemporánea.

Las primeras organizaciones de Derechos Humanos en América Latina son aquellas que surgen de la asociación de las víctimas directas o de sus familiares, que se agrupan y se plantean una labor vinculada al esclarecimiento de la situación de los afectados y que luego desarrollan una actuación más amplia. Son los casos, por ejemplo, de las Madres y Abuelas de la Plaza de Mayo en la Argentina o la Fundación Myrna Mack y el Grupo de Apoyo Mutuo en Guatemala; o, a nivel latinoamericano, la Federación de Familiares de Desaparecidos (Fedefam).

Organizaciones de familiares de víctimas de violaciones a los Derechos Humanos existen en varias provincias del Ecuador. En Guayaquil actúa el  Comité de Familiares contra la Impunidad  desde 1997 luego de las protestas en el caso de tres ejecuciones extrajudiciales en la Av. 25 de Julio por parte de agentes del GOE de la Policía Nacional. El premio nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, estuvo presente en la acto de constitución de este espacio de solidaridad que reúne a familiares, amigos y personas sensibles con la causa de los Derechos Humanos que demandan verdad y justicia.

Es un organismo de vigilancia y presión ciudadana sobre los procesos judiciales que se encuentran a órdenes de jueces de las Cortes Policiales y Ordinarias y cuyos agentes acusados se encuentran en libertad o prófugos, sin que exista voluntad institucional para esclares dichos hechos y sancionar a los responsables. Es un espacio de movilización social por los Derechos Humanos contra la impunidad.

Mecanismos de impunidad como la prolongación indefinida de diligencias procesales que convierten al juicio en una lucha de resistencia y no de búsqueda de verdad; las sentencias benévolas en casos en que el juicio logra llegar a su conclusión minimizando las circunstancias agravantes que causaron estas muertes; la fuga de los acusados de los propios cuarteles policiales y la indiferencia de las autoridades policiales para dar con el paradero de los agentes prófugos, son entre otras las principales preocupaciones del “Comité de Familiares”.

El CDH considera de mucho valor la acción de esta agrupación, pues esta convencido que la movilización social firme y persistente de los propios afectados o sus familiares al reclamar justicia para la violación de sus Derechos Humanos supera los mecanismos de impunidad.

A continuación varios casos del “Comité de Familiares” por los que los parientes y amigos realizan el Plantón contra la Impunidad todos los martes desde enero del 2004 frente al Palacio de Justicia de Guayaquil:

 
 

 

fannyFANNY GARCIA FRANCO
“He perdido un ser querido que hasta el presente veo como que llega”
Mi nombre es Fanny García Franco y hace muchos años era maestra en una escuela. Dediqué mi vida entera a enseñar lo que aprendí, sobre todo a raíz de la muerte de mi hermano. Me lo desaparecieron el 9 de Abril de 1988 y desde entonces empecé una larga lucha por encontrar su cuerpo.
El capitán Fausto Villegas admite que se llevó a mi hermano y que lo soltó. Ya son 22 años de lo ocurrido y me pregunto donde esta mi hermano. Yo lo acuso ante Dios,  a él y a todos sus compinches.
Me considero una defensora de los derechos humanos. La fe es lo primero que hay que tener para esta lucha. He perdido un ser querido que hasta el presente veo como que llega. Toda persona tiene que luchar por uno y no quedarse en casa. En mi concepto y dolor siempre digo que hay que luchar en esta vida.

Manuel García Franco de 49 años de edad, cuidaba carros cerca de la Iglesia Santa Gema de Guayaquil, la noche del 9 Abril 1988 fue detenido arbitrariamente por un grupo de Infantes de Marina al mando del Cap. Fausto López Villegas. Manuel García Franco desde esa ocasión se encuentra desaparecido. Autores en libertad.

 

MIGUEL GARCÍA GARCÍA
“ya son 24 años de lucha para obtener una respuesta de parte del Estado, y nada”
Mi nombre es Félix García, de profesión abogado en libre ejercicio. Trabajé en la Comisión de Tránsito del Guayas en 1971, hasta el año 1999 en que el Ing. León Febres Cordero ordenó que me despidiera por reclamar la muerte de mi hermano  Fernando García García, fui muy presionado por el mayor Octavio Ribadeneira y por militares de la Fuerza Aérea para que me quede callado.miguel
A mi hermano lo habían torturado cruelmente y lo asesinaron los militares. En la primera autopsia que le hicieron a mi hermano salió que había muerto de un paro cardiaco.Yo solicité una nueva autopsia, la que fue practicada por los médicos legistas de la Universidad de Guayaquil y se comprobó que mi hermano había muerto producto de terribles torturas.
Acompaño al Comité de Familiares contra la Impunidad en el plantón que hacemos todos los martes en la Corte de Justicia, hacemos uso de nuestro derecho a la manifestación pacífica en el lugar dónde precisamente se administra justicia, varias veces nos han querido desalojar pero no nos vamos, ni nos iremos.

 

MARIA HURTADO VILLA
“El olvido de nuestros casos, que no reclamemos es que buscan las autoridades”.Rocio_y_Maria
Mi nombre es María Hurtado Villa tengo 68 años me dedico hacer cerámicas, arreglos de globos y a los  quehaceres domésticos. Un día llegaron a mi casa policías de civiles de civil diciendo que iban a matar a mi hijo y lo habían botado en la Vía Perimetral. Desde aquel día hemos estado peleando con la justicia policial.
Soy una mujer que si veo una injusticia peleo y persevero, estaré luchando hasta que Dios me de vida. No hay que esperar que le ocurra a uno la desgracia para poder defenderte, he rescatado a mucha gente. No sólo hay que reclamar por el derecho de uno, también hay que reclamar por los demás. No debemos ser indiferente con los nuestros semejantes.
Hay personas que se detienen viendo las fotos en el plantón se horrorizan de saber tanta maldad y se da cuenta que tienen que denunciar. Estar en el plantón es una ayuda por que la gente observa y se da cuenta que las leyes no funcionan.

El 4 mayo 1993 fue perseguido por un grupo de 10 presuntos agentes de civil siendo detenido, esposado y embarcado en una de las camionetas, marchándose con rumbo desconocido. Tres días después su cadáver fue hallado en la Vía Perimetral con seis disparos de bala calibre 38 y muestras de torturas. Autores se encuentran en libertad. Autores en libertad.

 

MARCO ZAMBRANO-
“el plantón se hace para que los sordos escuchen”.marco
Mi nombre es Marco Zambrano, tengo 61 años de edad, me dedico al comercio en Guayaquil y he venido luchando constantemente desde el 13 de diciembre de 1991 en que mataron a mi hijo en el Colegio Vicente Rocafuerte. Primero pensé que había sido un accidente pero no fue así, lo asesinaron. Esto fue ocasionado por un grupo de muchachos que no eran estudiantes y nunca logré saber por qué lo mataron pero ningún crimen es perfecto y decidí luchar. Un párroco llamado Pepe Gómez Izquierdo me dio la dirección del CDH y comencé.
Yo digo que la justicia no apoya a la gente que es honesta, por eso apoyo al plantón que realiza el Comité de Familiares contra la Impunidad porque es una voz para que el pueblo escuche que no estamos de acuerdo como se lleva la justicia en este país. El plantón se hace para que los sordos escuchen, para que se sepa que hay tanta gente muerta y todo está en la impunidad, que hay tanta gente que aun no se sabe ni el cuerpo dónde está.

 

CECILIA MENDOZA ARREAGA
“llevaré hasta las últimas consecuencias este proceso”
Mi nombre es Cecilia Mendoza Arreaga,  tengo 51 años de edad, me dedico a ser mamá y papá de mis hijos, trabajo en el comercio de productos de belleza, y también hago trámites de alguna documentación que me solicitan mis amistades, para darle el estudio a mis cuatro hijos.cecilia
Cuando mataron a mi esposo, me dejaron a la deriva, no recibí ayuda de nadie,  ninguna autoridad se hizo presente, me desespero cuando mis hijos me piden y no tengo como responder, me hace falta mi esposo.
Yo era una mujer feliz, no me faltaba un bocado de comida, siempre andaba con mi esposo, yo era sus ojos. Cuando lo asesinaron yo quise matarme, no se cómo cogí tanta fuerza que pude superarlo, mi  segundo hijo también quiso matarse.
El plantón lo integramos mujeres fuerte, nos han llamado vagas y ociosas. Los que dicen eso no han vivido nuestras desgracias. A veces he pensado en no asistir al plantón pero en ese momento como que escucho la voz de mi esposo que me dice “justicia” y yo me levanto y sigo.

El 31 Diciembre 1998 en circunstancias que vecinos de la Décimo Cuarta y Portete jugaba indoor-fútbo, agentes del GIR irrumpieron en el sector disparando sin previo aviso. Vicente Arreaga Pacheco, de 39 años, fue tiroteado por la espalda. Los agentes procedieron a detener arbitrariamente a 16 moradores. Autores en libertad.

 

MARTA JAQUEILIN  DELGADO GALARZA
“De qué me sirve una recompensa, si mi hijo no esta a mi lado”
Mi nombre Marta Jaquelin  Delgado Galarza tengo 43 años y me dedico a los quehaceres domestico en mi casa ubicada en el Guasmo Sur donde habito desde hace 30 años.jackelin
Un 29 de diciembre del 2001 mi hijo David salió de casa a las ocho de la mañana cuando lo interceptó un carro Rodeo blanco con unos agentes de policías quienes lo capturaron y se lo llevaron con otro chico de apellido Lara. Le rompieron la cabeza, les pegaron, se lo llevaron al Fortín a matarlos. Luego de cuatro días aparecieron sus cuerpos en completa descomposición; desde entonces estamos luchando hasta el final para que esto no quede en la impunidad.
Los vecinos me saben decir que deje la lucha, que lo único que voy a conseguir es que me maten los sicarios y yo les digo que voy a continuar hasta el  final.

MARGARITA CELVA SILVA LEON
“me dicen que pierdo el tiempo reclamando, pero mi hijo no era un perro, es un ser humano al que mataron”
Mi nombre es Margarita Silva León, tengo 54 años y soy comerciante de bisuterías. Me mataron a mi hijo el 31 de diciembre del 2001.selva
El plantón es algo significativo, estamos presentes semana a semana para que la sociedad nos vea, que no nos olvide, que sepan que hay impunidad y que hay personas dispuestas, como nosotros,  a no dejarse vencer.

Carlos Lara y David Delgadofueron detenidos el 29 diciembres 2001 en la Cooperativa Río Guayas del Guasmo Sur por policías del GIRl. El 1 de enero del 2002 en el sector El Fortín al noreste de Guayaquil aparecen los cadáveres de los detenidos con huellas de fuertes torturas y disparos.

 

PATRICIA CARDENAS PESANTEZ
“El que persevera, alcanza”
Me dedico a la fundación que nació de un dolor muy grande de madre, de una mala práctica médica que fue víctima mi hijo, hace seis años. Un accidente cuando jugaba le provocó una pequeña lesión en el ala derecha de la nariz, lo llevé al hospital Alberto Gilbert Elizalde y los doctores dijeron que lo suturarían con dos puntos. En la madrugada me informan que le había dado un paro cardiorespiratorio y a los 21 días mi hijo falleció. Desde ese entonces estoy luchando en la Corte y en la Fiscalía.patricia
La muerte de mi hijo me ha cambiado drásticamente, la Patricia de antes no se compara a la de ahora,  me he convertido en una mujer emprendedora, defensora de la verdad y de las razones justas. Creo que todo esto ha sido para bien, el precio fue bastante caro, pero de todas formas me dedico a esa labor social y estoy muy orgullosa de hacerlo, pues siempre llegan a mí muchas personas afectadas por la mala practica médica para que las ayude, confían en el trabajo que realizo. Me  presento a reclamar en hospitales y clínicas por los casos, si es de realizar un plantón en la Fiscalía o en la Corte de Justicia, lo hago, nunca digo no a mi gente. No tenemos lamentablemente la ayuda del gobierno,  trabajo con mis propios recursos. 

 

MARIA DOLORES GUERRA
“Esta es una caída pero también uno tiene que tener un levante”
Mi nombre es María Dolores Guerra, de 32 años de edad, soy padre y madre de mi hijo Jhonny de 11 años y actualmente desempleada.
Yo me considero activista de los derechos humanos después de ser victima de uno de los desaparecidos del caso Fybeca. Mi esposo Jhonny Gómez fue detenido y desaparecido por miembros de la Policía Nacional.ma. dolores Saber que la policía se lo llevó detenido, lo torturó, lo desapareció me ha convertido en una mujer apasionada en defender ese derecho consagrado y plasmado en la Constitución, el derecho a la vida,
Esta es una experiencia trágica que de manera inesperada tocó a mi puerta, sin saber por qué ni las razones que hubo para que suceda. Tuve que  enfrentarme a jueces y fiscales, hacer manifestaciones públicas y caminatas para saber de mi esposo.
Las cuatro paredes de mi casa contienen  las miles de preguntas que a diario me hago, intentado encontrar alguna respuesta. Me he cruzado con gente mala que me han querido hacer daño, por algo que en realidad no tengo nada que ver, no tengo ninguna culpa  y eso te hace sentir despreciado y marginado.
Las violaciones a los Derechos Humanos, como la desaparición forzada de personas están consideradas a nivel mundial como delitos de lesa humanidad que son sancionados por los Estados. Dentro de las reparaciones, la indemnización no es la parte fundamental, aunque es una ayuda importante, lo trascendental es que se descubra la verdad, saber el paradero del familiar desaparecido y que se sancione a los culpables. Esa debe ser la respuesta que debe recibir la sociedad como convicción y antecedente que nunca más vuelva a suceder estos hechos; muchas veces las personas se vuelven indolentes, he escuchado una frase que dice “me duele mucho la maldad de los malos pero mucho más me duele la indiferencia de la gente buena”.

DOLORES VELEZ PARRA
“Así como Dios da la herida, da la venda”
Mi nombre es Dolores Vélez Párraga, tengo 35 años, me acompaña mi pequeña hija que  cuando falleció mi esposo tenia tres meses y nueve días de nacida, en la actualidad tiene seis años, su nombre es Carlita. Con la ayuda de Dios he podido superar toda esta injusticia que nos causó tanto daño y tanto dolor. Tengo mi pequeño negocio de peluquería, soy estilista profesional.dolores v
Yo vivía a unas cuadras de la farmacia Fybeca. Cuando pasó todo esto, yo quedé en nada, no sabía qué hacer, me regresé a Bastión Popular a donde vivo actualmente, me vi en la necesidad  de trabajar porque mi familia es muy humilde y no tenían como ayudarme y mi cuarto de soltera lo convertí en un gabinete de belleza. Así poco a poco fui saliendo adelante.
En realidad no sé dónde terminará mi lucha. Estoy muy mal con la forma de actuar del Mayor de Policía  Eduardo  González, es el único que sabe la verdad.  Un día lo  encontré en el Palacio de Justicia, me llevó del brazo a una oficina y y me dijo “si señora yo le pido perdón a usted y al mensajero por que cometí un delito, perdóneme, necesito hablar con usted”, pero no seguimos conversando. No es de esa manera como voy a perdonar al hombre que mató a mi esposo.

DOLORES BRIONES SORIANOdolores b
“Aquella mañana cambió mi vida una barbaridad”
Mi nombre es Dolores Briones Soriano, de 37 años, viuda del mensajero Jhonny Córdoba Encalada, quien murió el 19 de noviembre del 2003. Tengo que hacer el papel de padre y madre para mi hijo y me dedico hacer expreso escolar.
Pues en realidad no conocía mucho sobre los derechos humanos, yo era una mujer de casa dedicada a mis quehaceres, a mi hijo y esposo, y por lo tanto no tenía que estar en la calle peleando, pero a raíz de lo sucedido pues acudí a derechos humanos y me han ayudado. Siento coraje con las autoridades judiciales, ellos ignoran los derechos humanos, ellos violan la ley, son tan culpables como los asesinos de mi esposo.

PILAR DE LAS MERCEDES PEÑAFIEL
“La constancia es la que nos lleva a triunfar en la vida”pilar
Yo me llamo Pilar de la las Mercedes, tengo 61 años de edad, por el momento vivo sola. Me desaparecieron un hijo en el operativo Fybeca y hasta la vez sé de su paradero.
Ser madre de un desaparecido es un sufrimiento atroz, algo desesperante,  el no saber dónde está, es vivir en una constante incertidumbre, por lo menos el cuerpo de mi hijo quisiera encontrarlo. Junto al Comité de Familiares contra la Impunidad estamos luchando para ver si conseguimos por lo menos los huesos de nuestros hijos.

MIREYA VÉLEZ FALCONEZ
“No hay peor lucha que la que no se hace”  
Mi nombre es Mireya Vélez Falcones 45 años y me dedico a la compra y venta de chatarra.
Me sensibilicé con Dolores Guerra, Dolores Briones, Dolores Vélez, aunque no somos tan amigas, la desgracia de perder a nuestros esposos nos unió. Cuando nos encontramos nos ponemos a charlar sobre nuestros hijos, la familia, la vida que transcurre.mirella
Erwin me dijo que estaba detenido en la Policía Judicial cuando lo llamé al celular, hay constancia que él me contestó, lo mismo con los otros dos desaparecidos.

Carlos Andrade, Guime Cordova, Jhonny Gomez, Cesar Mata, Edwin Vivar,José Cañar, Jazmani Rosero, Raul Salinas, Miguel Quispe, Richard Tello y Genny Aguilar. 8 personas fueron ejecutadas, 3 fueron detenidas desaparecidas por agentes de la policía dirigidos por el Mayor Eduardo Gonzáles y el ex agente Eric Salinas. Además, varios periodistas han sido intimidados por su labor investigativa. Actualmente ninguno de los responsables se encuentran detenidos y hay un proceso en curso ante la CIDH.

 

SUSANA RODRIGUEZ VILLAMAR 
“Dios tarda pero nunca olvida”susanita
Mi nombre es Susana Rodríguez Villamar, de 79 años de edad, me dedico a los quehaceres domestico, me considero una defensora de los Derechos Humanos ya que exactamente hace seis años que mataron a mi hijo y no me canso de pedir que se haga justicia.
Me he juntado con otras personas que han sido victimas de la violencia, de torturas y de muertes para hacer fuerza. Integrar el Comité de Familiares contra la Impunidad ha sido importante, pues si uno sufre como ser humano, se sensibiliza con los demás, con el resto de compañeras puesto que son casos similares. Estamos juntas luchando por una justicia que no llega, clamando por la verdad.

BELLA INES VASQUEZ SANCHEZ
“A la muerte de mi ser amado me lancé a buscar justicia que no encontré”ines
Mi nombre es Inés Vásquez  Sánchez me dedico a vender y comprar artículos de bisutería y también realizo confección de ropa. Mi vida era de trabajar, atender a mi esposo, a mi familia, a mis hijos, pero hace seis años cambió todo con la muerte de mi ser amado. Me lancé a buscar justicia que no encontré, me enfrenté una querella de gente con dinero y tenía miedo salir de casa pensando que iban a coger presa.
Los derechos son para un negro, blanco, discapacitados, entre otros o de cualquier condición económica o social. Desde que tengo uso de razón me ha gustado reclamar lo que creo que es justo.

 

MIRIAN SANCHEZ VERGARA
“estaré en mi lucha hasta que San Pedro agache el dedo”
Mi nombre es Miriam Sánchez Vergara me dedico a los quehaceres del hogar, y soy abuela del niño Mario Andrés García Condesa. El daño que le hicieron a mi nieto y a muchos compañeritos de él fue una noticia conmovedora y publica. Estamos luchando días tras días para que se haga justicia y para que paguen los culpables.mirian
Lo positivo de todo esto es que conocí que existía en Guayaquil un Comité donde se denunciaba los casos de violación a los derechos humanos, como lo ocurrido a mi nieto. Muchos me dicen que estoy perdiendo el tiempo en el plantón, que en este país no hay justicia pero yo estaré reclamando hasta que Dios me dé vida He leído casos de  Argentina, Uruguay, Chile que después de muchos años han recomenzado las investigaciones y han sancionado de tal manera que no voy a dar el brazo a torcer hasta que este caso de los niños drogados en el Colegio Americano se resuelva de alguna manera.