Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 39 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

 

gyediverso14.1

 

Ejercicios de observación incluyente
El literal 1 del artículo 2 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición”.
Este enunciado establece plenamente el carácter integral e indivisible de los derechos fundamentales de la persona. En la práctica, no es posible que se garantice el disfrute solo de algunos Derechos Humanos según convenga o interese. Para todos, todos los Derechos y sin condiciones.

 

 

Es fascinante y ardua la tarea contrastar este principio ideal con la observancia de la persona humana real en su ambiente, con su historia, con su identidad; en fin, con sus condiciones. Noble es la curiosidad que nos lleva a hundirnos en la humanidad de los humanos y enfrentarnos al choque entre la universalidad de los derechos y la diversidad individual o colectiva.
“Ponte en mi lugar” son ejercicios de observación que proponen modos de ver, invitan a adoptar nuevos puntos de vista para sociedades incluyentes. Se inicia con la voluntad de focalizar a la persona humana en el centro de nuestros intereses y viéndolo desde la altura de su mirada. La contemplación del individuo de carne y hueso, llano, elemental desde donde se inventará miradas, se invitará a ponernos en su lugar, se imaginará modos de observar nuestras diferencias, distancias y contradicciones.

 

ponte2.3.14

 

Este ejercicio considera esencial reconocer desde donde observamos al otro e involucra despojarnos, al menos temporalmente, de nuestras armaduras. Dejar la comodidad de nuestras razones y el facilismo de imponer nuestra fuerza ante el otro. Nos acercamos a quienes dicen no es igual a mí, a quien no se mira de frente o dicen que no es de aquí.
Es promover abiertamente el hábito de preguntarnos sobre los otros. Como pelar una cebolla, vamos quitando las capas que conforman la realidad, desde la obvia representación material hasta lo abstracto de la representación intelectual, hallando vínculos entre nosotros y un lugar frente al poder. En esa tarea vamos dejando atrás estereotipos, prejuicios y confirmando que no existen humanos de una sola pieza.
Al final, todo lo que nos quedará será futuro porque estaremos escuchándonos y viéndonos cabalmente. Las diferencias felizmente se mantendrán pero iluminadas por el mismo sol.
Billy Navarrete

 

ponte1.3.14

 

VIDEO: http://www.youtube.com/watch?v=hycvxqMMShc