Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 86 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

Dialogo

 

La Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD), el Frente Ecuatoriano de Derechos Humanos (FEDHU), el Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM) y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), expresamos nuestra creciente preocupación por la manera en que se están desenvolviendo los acontecimientos sociales y políticos en el Ecuador; singularmente, por las muestras de violencia presentes en algunas de las situaciones conflictivas que el país está viviendo. La violencia es física, pero también verbal, que produce y alimenta la primera. Ninguna de ellas cabe en un Estado constitucional de derechos y justicia.


Las organizaciones de derechos humanos sostenemos que existe un clima de marcada polarización, tanto en lo social como en lo político, con tendencia clara a la exclusión de quienes piensan diferente, que contradice uno de los objetivos de una sociedad democrática, respetuosa de los derechos humanos, cual es la inclusión económica y social de todos los habitantes. Ese es el marco de los enfrentamientos entre manifestantes y fuerza pública que están dejando decenas de detenidos, heridos y contusos; los centros de privación de libertad se están llenando de indígenas, campesinos, mujeres humildes y más gentes del pueblo. La represión que el Estado ejerce contra los manifestantes ha tenido en ocasiones características brutales, como se desprende de imágenes televisivas y de testimonios directos de los afectados.


Las organizaciones de derechos humanos demandamos de las autoridades competentes, en especial de los Ministerios del Interior y de Defensa Nacional, que las prácticas represivas de la protesta social sean reemplazadas por la necesaria vigilancia y contención de los excesos que pudieran producirse. Instamos también a la inmediata excarcelación de los pobladores de Saraguro, Puyo y de otras localidades y sectores de las provincias de la Sierra y Amazonía donde se han producido detenciones. Que no se prolongue ni exacerbe el clima de confrontación al que aludimos.


El derecho a manifestarse pacíficamente debe ser ampliamente respetado, pero también ejercido sin causar daño a las personas, uniformadas o no. Al Gobierno Nacional le toca gobernar, esto es conducir los asuntos públicos buscando el bien común, de todas y todos los ecuatorianos, creando para ello un clima de paz dentro del cual pueda desarrollarse efectivamente el indispensable diálogo social, con total apertura y sin condicionamientos previos.


El Ecuador tiene un solo soberano, que es el pueblo en su conjunto y es a él a quien le toca ejercer el poder.


Quito / Guayaquil, agosto 20 del 2015


Pablo A. de la Vega M.
Plataforma Interamericana de Derechos Humanos, Democracia y Desarrollo (PIDHDD Regional)
Fernando Gutiérrez Vera
Frente Ecuatoriano de Derechos Humanos (FEDHU)
Billy Navarrete Benavides
Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH)
Lidia García Díaz
Centro de Documentación en Derechos Humanos "Segundo Montes Mozo S.J." (CSMM)