Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 38 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

CuerposExtraviadosSegundaEdicin

 

A finales de marzo e inicios de abril de 2020 se registró en Guayaquil un fenómeno cruel y perturbador en contexto del azote de la pandemia por COVID-19. Nos referimos al extravío de cuerpos de personas fallecidas en domicilios, generalmente ubicados en sectores pobres de la ciudad, o en hospitales del sistema de salud pública.

 

Frente al fenómeno del extravío de cuerpos de personas fallecidas, el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CDH, constituyó grupo de trabajo interdisciplinario que, entre mayo y julio del 2020, levantó de información directa sobre situación de 482 familias que reportaron el fallecimiento de parientes durante emergencia y documentó 89 casos de cuerpos por identificar en morgue del Departamento de Medicina Legal y Ciencias Forences en el Cuartel de Policía Judicial en Guayaquil al cierre de la primera edición del informe con fecha 23 de septiembre de 2020, producido gracias a Fundación Rosa Luxemburg, Oficina Región Andina.

 

Desde el 25 de julio de 2020, el CDH realizó sesiones conducidas por equipo de psicólogos, para conocer e identificar los síntomas y/o daños emocionales derivados del fallecimiento y extravío de familiar. Entre noviembre del 2020 y enero de 2021 el CDH, junto a Misión Alianza, realizó intervenciones artísticas con la elaboración de murales colaborativos para el alivio y la reparación del tejido comunitaria en Socio Vivienda 2, al noroeste de Guayaquil.

 

Un año después de iniciada esta investigación, el CDH pone a disposición la segunda edición del Informe “Cuerpos Extraviados” con corte al 23 de marzo del 2021, señalando que 62 cuerpos continúan bajo el registro de NN en las dependencias de Criminalística, y más de 110 familiares que todavía desconocen en qué lugar reposan sus fallecidos. Entre ese grupo de más de 100 personas hay quienes hasta el momento no reciben ninguna información sobre el paradero de los cuerpos que entregaron al Gobierno durante los días más críticos de la pandemia.

 

El CDH resalta que:

 

Las familias afectadas por el fenómeno de extravío de cuerpos pertenecen, en su mayoría, a comunidades en condiciones precarias de Guayaquil.

 

El incumplimiento de los protocolos previstos para la custodia de cuerpos por parte de agentes estatales se constituyó en una grave negligencia sistémica violatoria de Derechos Humanos, y en pieza fundamental del engranaje que configuró el fenómeno de extravío de cuerpos.

 

Se evidencia la insensibilidad, como modus operandi, por parte de agentes del Estado involucrados en esta situación.

 

Descargue segunda edición del informe aquí