Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

¿Quién está en línea?

Hay 139 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

CuerposExtraviadosSegundaEdicin

 

A finales de marzo e inicios de abril de 2020 se registró en Guayaquil un fenómeno cruel y perturbador en contexto del azote de la pandemia por COVID-19. Nos referimos al extravío de cuerpos de personas fallecidas en domicilios, generalmente ubicados en sectores pobres de la ciudad, o en hospitales del sistema de salud pública.

 

Frente al fenómeno del extravío de cuerpos de personas fallecidas, el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CDH, constituyó grupo de trabajo interdisciplinario que, entre mayo y julio del 2020, levantó de información directa sobre situación de 482 familias que reportaron el fallecimiento de parientes durante emergencia y documentó 89 casos de cuerpos por identificar en morgue del Departamento de Medicina Legal y Ciencias Forences en el Cuartel de Policía Judicial en Guayaquil al cierre de la primera edición del informe con fecha 23 de septiembre de 2020, producido gracias a Fundación Rosa Luxemburg, Oficina Región Andina.

 

Desde el 25 de julio de 2020, el CDH realizó sesiones conducidas por equipo de psicólogos, para conocer e identificar los síntomas y/o daños emocionales derivados del fallecimiento y extravío de familiar. Entre noviembre del 2020 y enero de 2021 el CDH, junto a Misión Alianza, realizó intervenciones artísticas con la elaboración de murales colaborativos para el alivio y la reparación del tejido comunitaria en Socio Vivienda 2, al noroeste de Guayaquil.

 

Un año después de iniciada esta investigación, el CDH pone a disposición la segunda edición del Informe “Cuerpos Extraviados” con corte al 23 de marzo del 2021, señalando que 62 cuerpos continúan bajo el registro de NN en las dependencias de Criminalística, y más de 110 familiares que todavía desconocen en qué lugar reposan sus fallecidos. Entre ese grupo de más de 100 personas hay quienes hasta el momento no reciben ninguna información sobre el paradero de los cuerpos que entregaron al Gobierno durante los días más críticos de la pandemia.

 

El CDH resalta que:

 

Las familias afectadas por el fenómeno de extravío de cuerpos pertenecen, en su mayoría, a comunidades en condiciones precarias de Guayaquil.

 

El incumplimiento de los protocolos previstos para la custodia de cuerpos por parte de agentes estatales se constituyó en una grave negligencia sistémica violatoria de Derechos Humanos, y en pieza fundamental del engranaje que configuró el fenómeno de extravío de cuerpos.

 

Se evidencia la insensibilidad, como modus operandi, por parte de agentes del Estado involucrados en esta situación.

 

Descargue segunda edición del informe aquí

 

 

 

31 marzo
51 cuerpos sin identificar son enterrados en secreto
Diario Expreso

 

La alerta la emitió el Comité Permanente de Derechos Humanos (CDH) que denunció que estos cadáveres estaban siendo enterrados sin que las autoridades informaran de la diligencia. Su director ejecutivo, Billy Navarrete, explicó a EXPRESO que “la totalidad de los cuerpos son los que no han podido ser identificados luego de varias pericias”.
Asimismo, denunció que los familiares que han venido reclamando los cuerpos de sus parientes tampoco habían sido informados de la sepultura de los cadáveres. “Ellos, a la larga, tenían la expectativa de que uno de esos cuerpos sea el de sus parientes”, destacó Navarrete.
Asimismo, indica que como Comité Permanente de Derechos Humanos temen que la indagación previa por el presunto delito de incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente no encuentre a los responsables.
Esto, como referencia a que en el Gobierno de Lenín Moreno se prometió que los cuerpos recibirían un entierro digno. Sin embargo, a criterio del CDH la sepultura de los 51 cuerpos se enmarcan “en términos generales, en una fosa común”.
En ese sentido, Navarrete indica que el Estado debe reconocer la grave vulneración de Derechos Humanos que está cometiendo y que instruya a los familiares para que busquen a sus parientes a través del Banco de Datos Genéticos.

 

 

30 marzo
48 cadáveres sin identificar de la crisis sanitaria fueron inhumados hoy en Parque de la Paz; familiares viven angustia de ‘no haber tenido respuesta’ del paradero de su ser querido
Diario El Universo

 

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH) señalo que esta diligencia fue llena de hermetismo, tanto así que no se les comunicó a las familias involucradas en el proceso de investigación, por lo que se teme que esta acción signifique el cierre del proceso.
Navarrete comentó que no se tiene constancia del cumplimiento de los procesos técnicos de identificación de los cuerpos NN. “Somos testigos de la permanente predisposición de cientos de familias y del personal del Departamento de Criminalística para aportar en el proceso de identificación a través de las distintas etapas de las pericias forenses; sin embargo, desde hace un año no hay evidencia plena del agotamiento de las prácticas de reconocimiento por ADN para lograr identificar las decenas de cuerpos”, comentó.
Agregó que frente a las esperanzas que tienen aún las familias de encontrar el cuerpo de sus parientes, el CDH desconoce el debido acercamiento por parte de la autoridad competente a cada una de las familias registradas para informarles sobre los motivos para la inhumación de los cuerpos NN. No cabe el manejo hermético para un caso de extendido interés público.
Él explicó que hay el proceso de la indagación previa en curso por el presunto delito de “incumplimiento de decisiones legítimas de autoridad competente” a cargo de la Fiscalía General del Estado, por lo que temen que prescriba y se archive sin la identificación objetiva de los responsables de esta grave violación de derechos humanos sufrida por centenares de personas en Guayaquil.
Añadió que son más de doce familias que de forma permanente están a la espera de resultados de esta investigación para tener certeza del paradero de su ser querido, pero que aún no hay nada concreto pese a pasar por diversos estudios. Además, dijo que no se les ha dado el acompañamiento psicológico respectivo como debería hacerlo el Gobierno.
“Solo se realizaron llamadas cuando se ganó la acción de protección para que se les garantice la atención psicológica, pero este servicio no se puede dar por teléfono, ellos necesitan un acompañamiento presencial; han tenido muchas situaciones muy complicadas, incluso unos han visto los cuerpos meses después al intentar reconocer, es algo traumático”, lamentó Navarrete.
Leer nota completa https://bit.ly/3OrtH9L

 

 

15 abril
El letargo judicial, la pena de los extraviados en pandemia
Diario Expreso

 

El director ejecutivo del Comité Permanente de Derechos Humanos, Billy Navarrete, señala que la idea de la Comisión de la Verdad “ya se venía hablando” y añade que “no hay pasos en esa vía”.
Asimismo, indica que la investigación defensorial es lo único que podría hacer la Defensoría ya que el resto de medidas, tanto la Comisión de la Verdad como plantear el caso en cortes internacionales, recién se podría hacer una vez agotadas todas las instancias judiciales en el país.
Lo importante, según Navarrete, es que Fiscalía responda ya que “sería nefasto que se archive el caso”. Además, dice que “lo mínimo” que puede hacer es ampliar el delito a desaparición forzada para que se continúe investigando y se determine responsabilidades.
Leer Informe del CDH sobre Cuerpos Extraviados ???????? https://bit.ly/3KOqYWE

 

 

19 marzo 2023
Tres años después siguen buscando el cuerpo de Lolita: así es el drama de quienes aún no hallan los cadáveres de primeras víctimas del COVID-19
Diario El Universo

 

“Nosotros tenemos derecho de culto, de ir a llorarla a algún lado, de darle cristiana sepultura. Nunca hubo una respuesta”, se queja Greta, quien ha estado tras del caso y hasta fue parte de la demandas colectivas que interpusieron al Estado las 30 familias que aún no han encontrados los cuerpo de sus allegados.
En junio del 2021, la Defensoría del Pueblo con las familias presentó una acción de protección por los cuerpos extraviados. El fallo judicial fue a favor, se reconoció la violación de los derechos humanos, revela Billy Navarrete, secretario del Comité por la Defensa de los Derechos Humanos.
Sin embargo, de la investigación judicial que abrió la Fiscalía en abril del 2020 por el mal manejo de los cuerpos no hay noticias nuevas. El caso se investigó durante 18 meses en Guayaquil y luego pasó el proceso a un fiscal de Quito.
Este Diario solicitó esta semana a la Fiscalía información para conocer cómo está el proceso judicial, pero la entidad respondió que por ley dispone de quince días para pronunciarse, por lo que hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

La Fiscalía abrió también una investigación en paralelo por el delito de concusión, porque se denunció que varios funcionarios estaban cobrando hasta 100 dólares para permitir a las familias entrar a los contenedores a buscar entre la pila de cuerpos.
En ese caso sí se procesó a varias personas, dijo semanas atrás el fiscal César Suárez, quien investigó el caso en Guayaquil hasta el 2021. Este proceso también se envió a Quito y ya no hubo noticias.
Leer Informe del CDH “Cuerpos Extraviados”, segunda edición 2021: https://bit.ly/3n4jQ1b
Pronunciamiento del CDH marzo 2022: Preocupaciones del CDH sobre inhumación de cuerpos. https://bit.ly/3n9VByS
Nota completa https://bit.ly/3ZKUQdb

 

 

27 marzo 2023
En Ecuador aún hay familias que no tienen en dónde llorar a sus parientes fallecidos por la COVID-19
Diario Extra

 

Billy Navarrete, director ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, menciona que, a través de un cruce de información con 70 dirigentes comunitarios, conocieron de un primer caso de un cuerpo desaparecido el 2 de abril de 2020.
En ese momento, conformaron un equipo que monitoreó estos casos, integrado por abogados, psicólogos, sociólogos y documentalistas. Profesionales que elaboraron un informe con los datos recabados, con una edición en 2021 y otra en 2022.
“A partir de esta recepción de denuncias, pudimos reunir cerca de 2.000 casos de personas que reclamaban los cuerpos de sus parientes”, refiere Billy.
Dentro de esa cifra se encontraban los 216 cuerpos en descomposición que se detalla en el texto principal.
El comité también estuvo pendiente del proceso de la acción de protección. Sin embargo, esos 2.000 casos que se recabó dan a entender que podría haber más cuerpos desaparecidos.
Nota completa https://bit.ly/3Gnj8D3