Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 174 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

mrame

 

El Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos y la Asociación de Mujeres Trabajadoras Sexuales 20 de Abril iniciaron actividades de promoción de Derechos Humanos y No Discriminación en centros de trabajo sexual en Guayaquil, Posorja y Durán. La campaña “Mírame Bien: Soy mujer trabajadora sexual y tengo Derechos” brinda atención y acompañamiento a mujeres trabajadoras sexuales para prevenir tratos discriminatorios, abusos de autoridad y violencia basada en género.


La oficina en Guayaquil del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados, ACNUR apoya esta iniciativa por la No Discriminación y el acceso a la asistencia médica para personas que viven con VIH. Además ofrece, a través del área legal del CDH, el seguimiento para la regularización migratoria de población colombiana y el trámite para acceder a los procedimientos de asilo de personas en condición de refugio en los centros de trabajo sexual.

 

Diagnóstico


Trabajo sexual, refugio y violencia basada en género en Guayaquil y Durán

 

El presente documento recoge el diagnóstico elaborado por María Esperanza Joves Rueda sobre trabajo sexual, refugio y violencia basada en género encargado en agosto del 2015 por el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos con el auspicio del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados y la Unión Europea.

 

Este trabajo represente un valioso aporte al conocimiento de la situación de los Derechos Humanos de la comunidad de mujeres trabajadoras sexuales en Guayaquil y Durán. Escenario altamente adverso, rodeado de prejuicios, exclusión e inseguridad que se agrava para las personas que posee condición de refugio o solicitantes de asilo.

 

Agradecemos a las mujeres trabajadoras sexuales que brindaron su testimonio, a los dueños de los lugares de trabajo sexual por la libertad brindada y a las funcionarias del Ministerio de Salud por su acompañamiento.

 

Guayaquil, Diciembre 2015

 

Descargar el documento completo aqui

 

 

 

 Recomendaciones para las Trabajadoras Sexuales:

 

-APRENDE a identificar las formas de violencia. Puedes sufrir violencia en la familia, en las instituciones, en el lugar donde trabajas.
- CUIDA TU SALUD física y mental. Accede a los servicios gratuitos de salud
- La violencia y la discriminación son delitos, y las leyes te amparan. CONÓCELAS.
-Existen espacios de atención y organizaciones que pueden orientarte sobre qué hacer. ACUDE a ellos.
- DENUNCIA actos de violencia. El silencio no evita que se vuelvan a producir.
-NO ES TU CULPA. La violencia no está motivada por la forma de vestir, de hablar o de portarse.
- Si conoces a alguna persona que ha sido víctima de violencia basada en género o violencia sexual, no la culpes y ACOMPÁÑALA a los centros de atención donde puede recibir apoyo. Enseña a otras a cuidarse y facilitar su proceso de empoderamiento.
- Construye formas de actuación en grupo para prevenir la violencia y la discriminación.

 

“Las personas refugiadas y solicitantes de asilo tienen mayor riesgo de sufrir violencia, incluyendo la violencia sexual y por motivos de género.”

 

  

¿Qué Derechos tienen las personas refugiadas en el Ecuador?

 

 - que se reconozca la credencial o certificado, otorgado por la Dirección de Refugio del Ministerio de Relaciones Exteriores como documento de identidad de la persona refugiada
- no podrá ser devuelta a su país de origen
- circular libremente
- tener un negocio propio o trabajar en situación de dependencia
- acceder al sistema de educación pública
- acceder a los servicios públicos de salud
- casarse
- tener cuenta en banco y acceso a servicios financieros
- obtener licencia para conducir
- comprar o alquilar vivienda
- acceder a bono de desarrollo humano o cualquier otra ayuda social
- afiliarse al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, IESS
- presentar denuncia al ser víctima de cualquier delito
- presentar peticiones a cualquier funcionario público
- no sufrir ningún tipo de discriminación

 

 Acceso a la asistencia médica para el VIH y el SIDA

 

Los refugiados, los desplazados internos y demás personas de competencia del ACNUR, al igual que cualquier otro individuo, tienen “el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel de salud física y mental”. Los Estados deben tomar las acciones necesarias para garantizar el acceso de todas las personas a la prevención, tratamiento, cuidado y apoyo contra el VIH y el SIDA, lo cual necesariamente incluye las terapias antirretrovíricas.

 

Acceso a procedimientos de asilo y a la protección contra la expulsión y la devolución
La condición de portador de VIH de un solicitante de asilo no constituye un impedimento para acceder a los procedimientos de asilo. Ser protegido contra la devolución es un derecho según el derecho internacional de los refugiados y la condición de portador de VIH no es un motivo que justifique la excepción a este principio.