Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 118 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

EquipoJudop

 

 

Una delegación deportiva de Judo proveniente de la ciudad de Huamanga – departamento de Ayacucho (Perú) se encuentra varada en la ciudad de Guayaquil sin poder retornar a su país. La representación peruana está conformada por 16 personas, de las cuales 11 son menores de edad; entre los 10 a 17 años, acompañados por algunas personas adultas: un profesor encargado y una madre de familia en su calidad de delegada.

 

 


Augusto Linares (Sensei), de la delegación infantil peruana de judo, refiere que luego de 20 días entrenando en Guayaquil para posterior competición internacional se disponían a emprender su viaje de retorno pero el lunes 16 de marzo de 2020 se decreta el cierre de fronteras y la prohibición de salida del Ecuador a causa de la pandemia del coronavirus.


Hicieron un llamado de atención a las autoridades peruanas para ser repatriados en el más breve tiempo posible. Dicha invocación hecha a través de un video de fecha 19 de marzo de 2020 se viralizó por las redes sociales y generó la solidaridad de la empresa privada, deportistas, amigos y población guayaquileña en general, quienes les han provisto de víveres, utensilios de cocina, entre otros menajes, para su supervivencia en las instalaciones de la Federación Deportiva del Guayas (estadio Modelo), cuyas autoridades les están brindando las facilidades del caso.

 

Refieren que hace 4 días recibieron la vista del cónsul peruano quien les indicó que el 20 de marzo viajarían hacia la ciudad de Tumbes. Ellos estaban felices y esperanzados que iban a retornar a casa, alistaron las maletas para ello, por cuanto quedaron en que se les iba a recoger. Sin embargo, al momento que ya estaban saliendo, se les informó de un “comunicado” emitido por el Ministerio de Defensa del Ecuador que ordenaba el cierre de fronteras. “Otra vez perdimos la esperanza, puesto que se les tuvo que comunicar a los niños que su retorno no sería posible otra vez”.

 


Esta delegación infantil que viajó al Ecuador con recursos propios, es decir gracias al esfuerzo y compromiso de los padres de los deportistas, ahora anhelan ser evacuados al priorizar el interés superior de la infancia y el principio basico de reunificación familiar ante crisis humanitaria como la que hoy sufrimos.

 


Finalmente, hoy no tenemos ninguna respuesta certera hasta el momento para acceder de manera inmediata a la repatriación de toda la delegación. Por tanto la delegación infantil de judo del Perú, la Fundación Paz y Esperanza y el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CDH hacen un llamado urgente a las autoridades peruanas y ecuatorianas a que aúnen esfuerzos en aras de éste propósito.

 

Guayaquil, 24 de marzo de 2020

 

Al dia siguiente de publicada esta nota, el miercoles 25 de marzo el equipo infantil de judo del Perú regreso finalmente a casa.