Síguenos:

free social media buttons

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 225 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

Calle81

 

 

A más de dos meses del ataque criminal, que la madrugada del 14 de agosto quitó la vida a un número no determinado de personas residentes en distintos sectores de Guayaquil y marcó la existencia de otras tantas, que hoy (23 de octubre) sobreviven con distintos tipos de discapacidades, la Calle 8 Resiste. Incrustada en el corazón del Cristo del Consuelo, en el sitio aún predomina la destrucción, que fue evidente esta mañana durante un encuentro cultural, que reunió a vecinos, allegados y organizaciones sociales y de asistencia, que están aportando para el fortalecimiento del tejido social de la zona.

 

Calle82

 

Calle812

 

Con remembranzas de cómo, sobre el fango del estero, fue creciendo el barrio, exposición de bailes al son de la marimba y salsa; y la degustación de comidas típicas, hoy la cuadra de la Décima entre la H y la I (zona cero de aquel ataque) vivió un momento especial. Sus habitantes expusieron la lentitud con que se gestiona la atención estatal y municipal. Acciones básicas para ir superando la crisis psicológica y económica que generó el ataque, que los dejó sin Roxana Montaño, una afroecuatoriana que había vivido ahí durante 30 de sus 37 años de vida.

 

Con gruesas cicatrices de las esquirlas que se incrustaron en su pecho y rostro, Mónica Medina, su madre, estuvo hoy acompañando a la comunidad que sacó adelante el encuentro cultural Calle 8 Resiste, con el apoyo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH). Haber perdido a su única hija le ha partido la vida y, aunque asistencia psicológica dice que no ha recibido, tiene el apoyo emocional de familiares, amigos y vecinos, quienes con bingos están reuniendo dinero para levantarle su vivienda, totalmente destruida por la onda expansiva del explosivo lanzado mientras ella descansaba.

 

Calle83

 

Calle84

 

Calle85

 

Billy Navarrete, Director Ejecutivo del CDH, hizo un llamado al Gobierno y al Municipio, para que la asistencia a las familias lesionadas por el hecho violento se cristalice lo antes posible, porque han sido muchas las promesas, pero no hay evidencia de cumplimientos. Don Aparicio Arrollo, uno de los residentes más antiguos de la Calle 8, coincidió. Apostó porque su barrio vuelva a la normalidad y que les ayuden a levantar y restaurar todas las casas afectadas. Él ha hallado posada en otro sector de Guayaquil, pero anhela poder volver pronto a la que había sido su vivienda por más de 35 años y que está junto a la morada de doña Mónica.

 

Durante el encuentro, además de las presentaciones de grupos de baile de la Fundación Nia Kali y Ángel Sinisterra, la muralista Alisa Pincay plasmó una obra itinerante que reflejaba la alegría y ritmo de la Calle 8. Su presencia fue posible gracias al apoyo de la Cooperación Alemana GIZ dentro del Programa Europeo Regional de Migración y Refugio (ProMiRe) / SI-Frontera, que promueve los Derechos Humanos de la población en situación de movilidad humana y la comunidad de acogida. Con ese objetivo se han propuesto la recuperación de espacios en barrios críticos de Guayaquil, con la finalidad de promover la convivencia social pacífica. También hubo asistencia de las fundaciones Mujer y Mujer, Cepam Guayaquil y Manos Venezolanas. Además, asistió una delegada de la Secretaría de Derechos Humanos.

 

Como anfitriones estuvieron integrantes de la Asociación Transforma Ayúdanos a Ayudar, cuyo vocero Ángel Sinisterra, informó que fue creada a raíz de la tragedia con el objetivo de fomentar la inclusión del pueblo afro en la búsqueda de una reparación para todas las familias afectadas por el ataque ocurrido en agosto pasado, las que vivían en doce viviendas que resultaron destruidas por la onda explosiva. Él, aseguró que entidades del Estado, como los ministerios de Inclusión Económica y Social y el de Salud, así como la Prefectura del Guayas y el Municipio de Guayaquil solo aparecieron por el sector en agosto para levantar informes, pero no han gestionado ninguna acción con miras la reconstrucción del barrio de la Décima entre la H y la I.

 

Calle86

 

Calle87

 

Calle88

 

Calle89

 

Calle810

 

Calle811