Síguenos:

Twitter de @CDHGYE

RSS

¿Quién está en línea?

Hay 80 invitados y ningún miembro en línea

Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos

PolicasEmbarazadas

 

 

Desde 2022, el Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, CDH ha tenido conocimiento sobre varios casos de policías embarazadas que están siendo víctimas de hostigamiento y de acoso laboral por parte de sus superiores dentro de las instituciones policiales.

 

En la mayoría de casos, los superiores de las mujeres policías embarazadas no respetan los informes médicos en donde a las servidoras policiales se les ha diagnosticado embarazos de alto riesgo y de las recomendaciones de los mismos, que determinan que deben estar junto a sus familiares, bajo la figura de reagrupación familiar.

 

Actualmente, el CDH se encuentra brindando patrocinio legal gratuito a servidoras policiales de las provincias de Guayas y Manabí en defensa de sus derechos laborales. Detallamos los casos a continuación:

 

En enero de 2022, acudieron al CDH familiares de la servidora policial Lisseth P., quien a la fecha contaba con un informe médico que considera su embarazo de alto riesgo, por lo que recomendaba urgentemente no realizar ninguna actividad física, realizar labores en horario de oficina y en compañía de un familiar cercano, así como ser trasladada a su ciudad de resistencia para evitar complicaciones en su salud. El CDH realizó las respectivas gestiones dirigidas al Comandante Policial de la Zona 8, Víctor Zárate y el patrocinio legal correspondiente.

 

En mayo de 2022, el CDH recibió el caso de Mercedes R., servidora policial quien su médico, mediante informe médico de fecha 19 de mayo de 2022, recomendó urgentemente no tener ningún tipo de actividad física, un horario laboral en horas de oficina y vestimenta adecuada para facilitar su movilización durante su embarazo. Sin embargo, el trato que ha recibido por parte de sus superiores posterior a la notificación del informe médico, ha sido de hostigamiento y de revictimización, incluyendo tratos denigrantes y discriminatorios como mujer y parte de un grupo de atención prioritaria como las mujeres embarazadas.

 

En septiembre de 2022, el CDH recibió el caso de la servidora policial Meybi G., quien ha sido víctima de violencia psicológica por parte de su superior, el Subteniente Policial Carlos E. La policía Meybi G., ha sido víctima de hostigamiento, acoso laboral, amonestaciones infundadas e inclusive amenazadas de traslado. El CDH brindó el patrocinio legal correspondiente y la notificación respectiva a las autoridades competentes para que tomen acciones en contra de las acciones vulneratorias a derechos por parte de los superiores y la protección y garantía a la servidora policial Meybi G.

 

En febrero de 2023, el CDH atendió el caso de la servidora policial Sonia R., quien a la fecha contaba con informes médicos que catalogaron su embarazo de alto riesgo, recomendando varias acciones para reducir las complicaciones en su salud, incluyendo acudir acompañada a su espacio laboral para evitar alguna emergencia. El CDH realizó la gestión correspondiente a los superiores de Selena R., quienes indicaron que no era procedente la solicitud. La respuesta recibida no considera el embarazo de alto riesgo de la policia; además que, al no ser oriunda de Manabí, sino de Guayas, vive sola y a merced de cualquier complicación. Esto constituye un agravante por no contar con una red de apoyo familiar que no toman en cuenta los derechos de la policía Selena R.

 

En abril de 2023, el CDH recibió a familiares de la servidora policial Vivian S., quien se encuentraba haciendo uso de sus días de permiso de maternidad. El 23 de marzo de 2023 fue notificada de prestar servicios en la cárcel El Rodeo en Manabí sin contar con una red de familiares o apoyo en dicha provincia, e interfiriendo con sus permisos correspondientes y legales de maternidad y periodo de lactancia.

 

Desde el CDH de forma periódica en este lapso ha puesto en conocimiento de la Defensoría del Pueblo los casos de las servidoras policiales embarazadas solicitando la investigación de los hechos narrados y examen de los procedimientos de la Policía Nacional para garantizar los derechos humanos de las mujeres. Recordamos a la Policía Nacional que el desconocimiento de estos derechos podría acarrear investigaciones y sanciones a quienes ocasionen dichas vulneraciones. A inicios de abril del 2023, el CDH envió un informe de los casos atendidos al Ministerio de la Mujer y Derechos Humanos con el fin de que esta entidad articule acciones con juntamente con el Ministerio del Interior, Policía Nacional y Consejo Nacional para la Igualdad de Género que permitan erradicar estas acciones reiterativas en vulnerar los derechos de las mujeres policías.

 

La Policía Nacional es una institución que tiene, entre otras misiones, la de proteger el libre ejercicio de los derechos, cuya formación de cada uno de sus miembros está basada en el respeto de los derechos humanos. Resulta preocupante que internamente, al parecer, se desconozca derechos que le asisten a personas que forman parte de los grupos de atención prioritario, como son las mujeres embarazadas de conformidad con el artículo 35 de la Constitución y sentencias emitidas por la Corte Constitucional que protege a las mujeres en estado de embarazo.

 

 

Guayaquil, 11 de abril del 2023

 

Nota: El texto anterior incluye nombre protegidos.

 

 

 

 

Testimonio anónimo recibido por el CDH

 

Justo aquí en mi unidad hay una compañerita que tuvo un aborto. Ella le pidió un informe a un doctor de la Policía para solicitar el pase y ese doctor se le hizo el loco y le dijo: “no, yo me voy de vacaciones”, y no le dio el informe.
Ella tenía un embarazo de alto riesgo y a las dos semanas abortó. Teniendo cinco meses de gestación tuvo un aborto. La trataron de la manera más inhumana en el hospital de la Policía. Yo le dije denuncia, vamos con el doctor Aguirre (del CDH), pero ella dijo: “solo se lo dejo en manos de Dios, y la muerte de mi hija es culpa de los doctores de la policía”. No me brindaron toda la ayuda, no le dieron una atención adecuada para su embarazo.
Yo sinceramente no estoy siguiendo mi control de embarazo en el hospital porque sé que es una porquería y no hay nada. Gracias a Dios, tengo un esposo que me apoya y por él y porque tengo el apoyo de todos, me hago atender de manera particular.

 

 

 

 

Nota de prensa relacionadas:

 

 

17 abril 2023
La Policía ignora derechos de las agentes en estado de gestación
Diario Expreso

 

Las denuncias públicas que ha hecho el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas, en Ecuador (CDH), sobre el caso de seis agentes policiales que han denunciado la violación de sus derechos durante el proceso de gestación y lactancia materna.
El caso más reciente lo recibieron en abril pasado, por parte de familiares de una servidora policial que, pese a estar con permiso de maternidad, fue notificada por la institución de su traslado desde Guayaquil a Manabí. Sí, la agente, que tenía a su hijo de tan solo 27 días de nacido, recibió la orden de trasladarse a la cárcel El Rodeo, en Manabí, por 60 días; como parte de un “traslado temporal” de agentes, según un telegrama al que Diario EXPRESO tuvo acceso.
Una notificación que, según la CDH, llegó sin contemplar si la agente cuenta “con familiares o apoyo en esa provincia, e interfiriendo con los permisos de maternidad y lactancia”.
A este caso se suma el de otra agente, a quien llamaremos Rosa. Según la denuncia de la CDH, la agente contaba con informes médicos que catalogaron su embarazo de alto riesgo. Sin embargo, la institución policial solicitó su traslado a la provincia de Manabí, pese a que su médico de cabecera y su familia, al igual que ella, residen en Guayaquil. La agente solicitó a la Policía Nacional reconsiderar su traslado a través de un oficio.

 

Nota completa: https://bit.ly/3Ly10bC

 

 

17 abril 2023
Un Ministerio de la Mujer que calla cuando ellas lo necesitan
Diario Expreso

 

La palabra derecho no es suficiente a la hora de dar una solución, necesitan que se los diga la prensa. Tras la publicación de un artículo de este Diario llamado “La Policía ignora los derechos de las agentes policías en estado de gestación”, la comandancia de la Institución se contactó con Abraham Aguirre, coordinador legal del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos (CDH), y patrocinador legal de las servidoras policiales, para coordinar una reunión en la que se puedan “crear espacios de trabajo y soluciones” en este caso.
Una respuesta que llega después de las negativas que dio la comandancia de la Policía Nacional a las solicitudes de las agentes que, al estar en período de lactancia o tener un embarazo riesgoso, solicitaron, mediante oficio, no ser separadas de su núcleo familiar ni ser trasladadas a otras localidades.
Para el abogado Aguirre, el silencio del Ministerio de la Mujer no es nuevo, es algo que ha dejado huella en los oficios de la CDH desde que fungía como la Secretaría de Derechos Humanos. “Se presentaban oficios sobre los cambios que se deberían hacer dentro de las instituciones públicas para velar por los derechos humanos, pero nunca lo han hecho o han dado respuesta. Ahora, con la creación del Ministerio de la Mujer, las cosas no han cambiado. Son ‘elefantes blancos’ que solo tienen un nombre, pero no funcionan, no representan ni articulan. Tratamos de comunicarnos, mandar oficios, pero nada. Incluso, hemos intentado al teléfono celular que está en su página web, pero no funciona”.

 

Nota completa: https://bit.ly/44nDGWq